Negocios Familiares ¿cómo hacer que funcionen?

Los negocios familiares tienen sus orígenes desde hace muchísimo tiempo y el principal propósito de estos era que sirvieran para sustentar a las familias, reduciendo el costo de operación, ya que es la misma familia quien se encarga de operarlos, por lo cual existe una gran confianza en el manejo de estos y las ganancias pasan por completo a manos de la familia, sin embargo los tiempos han cambiado y los negocios familiares han ido perdiendo fama y cada vez son menos y menos los que quedan, ¿esto se debe a que ya no es rentable tener un negocio en familia? Pues no, no realmente, los negocios familiares siguen siendo igual de rentables que siempre, solo que los tiempos han cambiado y por lo tanto la forma de manejar estos negocios también lo ha hecho, ahora son diferentes las cosas que se necesitan para poder mantener un negocio familiar en curso y sobretodo que este no cause problemas familiares. 

Para empezar es importante tener en mente que si se planea tener un negocio familiar, lo más importante es tener todo bien claro desde un principio, es decir que todos los involucrados tengan la misma idea de lo que se va hacer y que esa idea quede bien clara desde un principio para evitar que después existan conflictos que puedan terminar arruinando la relación familiar. En segundo lugar es muy importante también repartir bien las tareas, dejar bien claro de qué se va a encargar cada miembro de la familia que esté involucrado, todo con el fin de que el negocio marche bien y de que no haya confusiones ni malentendidos después, pues estos podrían afectar no solamente la relación familiar, sino que podrían terminar derivando en el fracaso del negocio, y es que en muchas ocasiones por el tipo de relación de confianza que existe entre los miembros de una familia, se piensa que por la confianza no se deben tomar las cosas tan en serio, sin embargo aunque es verdad que manejar un negocio con familia puede ser bastante beneficioso, también se debe tomar en cuenta que es necesario manejarlo como cualquier otro negocio. 

Para que un negocio familiar funcione, esta es la clave manejarlo como cualquier otro negocio si no, de nada sirve la ventaja de que el negocio sea manejado por familia, pues de otra forma se convierte más bien en un inconveniente y termina resultando más perjudicial que beneficioso el hecho de que el negocio sea manejado en familia. Para ello hay que buscar todas las herramientas que sean posibles como lo puede ser un ERP en la nube que a pesar de lo que muchas personas pueden llegar a pensar, esta herramienta puede ser bastante útil para casi cualquier tipo de negocio. El marketing también es indispensable para que las personas conozcan el negocio, hoy en día el marketing digital está en auge por lo que lo mejor que podemos hacer uso de las diferentes herramientas que este brinda como el SEO, Google Ads, Facebook Ads y más, estas herramientas han logrado incrementar las ventas de muchos negocios. 

Cuando se trata de negocios familiares lo más importante es mantener las cosas claras, en cuestión de ingresos, gastos, tareas y absolutamente todo lo relacionado con el negocio, manteniendo la claridad y manejando el negocio como cualquier otro, sin duda alguna se puede obtener el éxito.