Elegir escuela para los hijos, una decisión inevitable y difícil

Tener hijos es una gran responsabilidad por las muchas implicaciones que conlleva y es que son demasiadas, tener un hijo es saber que nuestra vida ya no es totalmente nuestra, sino que una gran parte de ella tendremos que dársela a nuestros hijos pues durante muchos años de su vida no podrán hacerse responsables de sí mismos, sino que necesitarán que los ayudemos y los guiemos durante una gran parte, y las decisiones que nosotros tomemos los afectarán directamente en el resto de su vida, por ello tenemos que asegurarnos de estar tomando las mejores decisiones posibles. 

Una de las decisiones que más los marcan y que guían el camino de sus vida y que está en nuestras manos tomar es escoger la escuela donde estudiarán y no solo académicamente, cuando escogemos una escuela para nuestros hijos también les estamos escogiendo y un ambiente donde van a desarrollar sus primeras interacciones sociales fuera de la familia y esto puede tener un gran peso a lo largo de sus vidas. En ocasiones los padres por querer que sus hijos reciban la mejor educación posible, se olvidan de que es necesario que sus hijos se desarrollen en un ambiente que también sea sano y algunas de las escuelas con excelente educación suelen ser también las más estrictas, al grado de no permitir que los pequeños desarrollen su creatividad, sus habilidades y su personalidad al no encontrarse en un ambiente, donde no sienten que tienen la libertad de hacerlo y que al contrario pueden recibir algún tipo de castigo si lo hacen. La infancia y la adolescencia son las etapas clave donde los pequeños desarrollan la personalidad que definirá el resto de sus vidas, por ello es muy importante que se encuentren en un ambiente sano donde pueden desarrollarse con libertad, tanto en casa como en la escuela, que es donde pasan más tiempo. 

También en las escuelas es donde hacen sus primeras amistades y algunas de estas son amistades que duran toda la vida, y aunque es verdad que no está en nuestras manos controlar las amistades de nuestros hijos, ni podemos elegir con quién se relacionan y con quien no. Hay cosas que si están en nuestras manos, si realizamos una investigación a fondo antes de tomar la decisión de ingresar a nuestro pequeño a cualquier escuela, tanto a nivel académico como a nivel social, pues ambos factores son importantes en su desarrollo. 

Por ello es muy importante que los ayudemos tomando estas decisiones cuando son pequeños, para que así cuando sean grandes puedan tomar sus propias decisiones sobre qué carrera estudiar y si deciden estudiar Mercadotecnia puedan convertirse en expertos en seo Tijuana y cuenten con su propia agencia o trabajen en una muy importante; o bien si deciden estudiar derecho, puedan convertirse en grandes abogados y trabajar para un gran despacho juridico Tijuana o tener el suyo propio. Las decisiones que tomemos por nuestros hijos de pequeños los ayudarán a tener más seguridad al tomar las propias cuando sean adultos,hagamos lo posible porque ellos estén bien.