Cuando una persona está embarazada es realmente necesario que acuda al doctor para que este pueda llevar a cabo las evaluaciones necesarias que le aseguren a la futura madre que todo en el embarazo está saliendo bien, que no existe ningún tipo de problema y que su hijo se está desarrollando de la forma correcta. 

Estos chequeos deben realizarse desde el primer mes de embarazo, cuando la mujer se entera de que ahora no solo tiene que ver por la salud y el bienestar de una persona (ella), sino que ahora también tiene que ver por la de un nuevo ser humano, 1 se convierte en 2, posteriormente los chequeos tienen que ser mensuales. Si tienes curiosidad sobre qué sucederá en esta primera visita con el doctor aquí te hacemos un pequeño resumen: 

Test de sangre: esta prueba servirá para confirmar de manera realmente segura que te encuentras embarazada, con este podrás saber cuánto tiempo tienes de embarazo. Además conocerás algunas otras cuestiones como tu tipo de sangre, el factor Rh, si tienes anemia o no, entre otras cosas. 

Prueba de VIH: probablemente te realizarán una prueba de VIH con el objetivo de evitar la transmisión del virus al bebé. 

Test de orina: Esta prueba sirve para verificar si existen proteínas y azúcar en la sangre o si se padece de algún tipo de infección vaginal o urinaria. 

Cuestionario: El doctor también se encargará de hacer una serie de preguntas sobre tu historial familiar y la salud reproductiva con el fin de determinar cómo será el desarrollo del bebé y si hay alguna precaución que se deba tomar en cuenta. 

Durante el segundo mes es más común que las mujeres se enteren de que están embarazadas, así que regularmente empiezan a acudir a sus citas a partir de este mes y es aquí donde se le realizan las pruebas anteriormente mencionadas, agregando estas: 

Control de peso: revisar cual es el peso de la futura madre es importante para cuidar que vaya de acuerdo con el desarrollo del bebé, pues una persona con sobrepeso puede tener ciertas complicaciones durante un embarazo y esto puede repercutir en el desarrollo del feto. 

Frecuencia cardíaca del bebé: Es necesario que a través de un monitor se verifique la frecuencia cardíaca del feto es normal, para así poder asegurarse de que se encuentra bien. 

Presión arterial: Esta también es fundamental, una presión regular es de 119/79, si en algún momento llega a ser mayor se necesita un tratamiento para poder controlarla, pues se necesita que la mujer esté en excelente salud para que el bebé también lo esté en su debido tiempo. 

Durante los demás meses se realizan diferentes tipos de exámenes como una biopsia corial, una ecografía morfológica, una amniocentesis, una exploración simple y en el quinto mes se llega a lo que más desean los padres el ultrasonido Tijuana donde pueden conocer el sexo del bebé, algo que probablemente lleven mucho tiempo esperando. Posteriormente se realizan exámenes similares a los de los primeros meses. 

Los chequeos son indispensables en un correcto desarrollo, si estás embarazada no dejes de lado tus revisiones, así te aseguras de tener un bebé sano.